Costa Rica: Solís, el candidato que burló las encuestas y puso en jaque al oficialismo

Pese a que las encuestas no le daban posibilidades, Luis Guillermo Solís, un historiador y experto en ciencias políticas, rompió con la lógica y quedó en segundo lugar en las elecciones de este domingo en Costa Rica. Así, el candidato por el Partido Acción Ciudadana (PAC) se enfrentará en segunda vuelta al oficialista Johnny Araya, quien se impuso por más de cinco puntos, y tendrá la posibilidad de cumplir su deseo de sacar del poder al Partido Liberación Nacional (PLN), liderado hoy por la presidente Laura Chinchilla.

Solís no se cansaba de repetir que la gente no debía creer en las encuestas, que nunca le concedieron un mejor puesto que el cuarto, porque, según él, la “verdadera encuesta” se iba a ver en las elecciones que se celebraron este domingo y que acabó ganando.

“Vamos a ganar porque somos un pueblo que decidió cambiar”, expresó Solís después de conocer los resultados de las elecciones de este domingo.

Tras 30 años de su vida dedicado a la enseñanza y, con alguna experiencia política, presentó su candidatura por el Partido Acción Ciudadana (PAC), con el objetivo de acabar con el “desgobierno” del Partido Liberación Nacional (PLN), partido en el que militó y del que salió hace casi una década, descontento por cambios ideológicos y corrupción interna.

Aunque era poco conocido en el ámbito político, Solís sí tiene experiencia como jefe de gabinete de la Cancillería en el primer Gobierno de Óscar Arias (1986 y 1990) y comoembajador para Asuntos Centroamericanos y director de política exterior del Gobierno de José María Figueres Olsen (1994-1998), ambos del PLN.